D. Juan Félix Coello Grande (1983 - 1990)

Juan Félix Coello Grande (1983 - 1990)

Don Juan Félix Coello Grande nació en Carrión de Calatrava en 1918. Desde muy pequeño se aficionó a la música, comenzando a estudiarla con el maestro de la banda local.

Aunque nunca pudo cursar estudios musicales reglados debido a las necesidades familiares, continuó su aprendizaje en la banda local aprendiendo a tocar la trompeta, instrumento que lo acompañará durante toda su trayectoria musical como intérprete.

 

Desde entonces, será un músico fijo en todas las bandas o intentos de bandas que se suceden en Carrión a lo largo de las siguientes décadas.

 

Hacia los años 40 formó una orquesta con músicos de Carrión y otros forasteros con el objetivo de amenizar las celebraciones y bailes de Carrión y otras localidades próximas, a la par que sacar unas pesetillas, siempre necesarias en las precarias economías de la época. Así pasaron los años repartiendo su actividad musical entre la orquesta (en la que también llegó a tocar la batería) y la banda hasta finales de los años 60 en los que abandona la actividad musical de forma, piensa él, definitiva.

 

Pero se equivocaba de pleno. En 1983, después de casi veinte años sin banda de música en Carrión, el entonces alcalde D. Basiliano Sobrino Ruiz se fijó el objetivo de recuperar esta actividad cultural para su pueblo. Para ello, contacta con Juan Félix y le propone la dirección de la banda in pectore. Es un reto hermoso pero harto complicado; se partía prácticamente de cero ya que casi todos los aspirantes a músicos eran niños sin ningún tipo de conocimientos musicales previos. Había mucho por hacer, había que dedicarle mucho tiempo y esfuerzo a las clases y había que tener paciencia con los jóvenes músicos. Todo ello lo hizo Juan Félix y lo hizo bien; la ilusión y el cariño que los músicos y él mismo pusieron en la nueva banda hicieron el resto. La banda de música debutó en público en la festividad de Santa Cecilia de 1984. El reto estaba conseguido.

 

Fruto de su labor, en esta primera etapa de la Agrupación se consolidó una nutrida escuela de educandos que posibilitó que la banda alcanzara un número de músicos en torno a los 50 (cifra que no se ha vuelto a alcanzar hasta fechas muy recientes). Buena culpa de ello lo tuvo su tesón y su esfuerzo por involucrar a los padres de los jóvenes músicos en el aprendizaje de los mismos, haciéndoles copartícipes de los éxitos de sus hijos. Fue además una etapa en la que, debido a la corta edad de la mayoría de los componentes, prácticamente toda la responsabilidad administrativa de la banda recaía en sus espaldas.

 

La labor de D. Juan Félix al frente de la banda se puede calificar de titánica si tenemos en cuenta lo que supone para una persona de su edad contender, comprender y contener a más de 50 jóvenes durante las clases y ensayos casi todos los días de la semana. Pero el trabajo nunca lo asustó y continuó haciendo grande la Agrupación Musical Calatrava la Vieja hasta que su cuerpo, que no su alma, ya no pudo más. En 1990 anunció su decisión irrevocable de retirarse de la dirección debido a problemas de salud. Falleció poco después (1994), siendo merecidamente homenajeado en 1998 mediante la inauguración de una placa conmemorativa en la casa donde vivió y el cambió del nombre de su calle, rebautizada con el de calle “Músico Juan Félix Coello”.

 

Todo ello asegura la pervivencia de su memoria, la de un hombre que supo compartir su pasión por la música con espectadores, educandos y músicos y que tuvo la fortuna de poder ver el fruto inacabado de su obra que, ahora, cumple veinticinco años de existencia.